Manualidad con pintura

Cuando se acercan los días fiesta empezamos a pensar qué hacer con los peques para que estén entretenidos y se diviertan sin estar todo el día viendo la tele. En verano es fácil, sales a jugar a la calle o vas a la piscina o a la playa y tienes la tarde solucionada, pero las vacaciones de Semana Santa son más delicadas porque puede ser que aún no haga demasiado calor. Nosotros, esta Semana Santa nos decantamos por las manualidades en casa y os quería enseñar una de las que más triunfó. ¡¡Una mariposa con puntitos de pintura!!

A Pichulina le encantan las actividades de manipulación y precisión. Puede pasar ratos laaargos con puzles, dibujos, pinturas, construcciones, juegos de coser, pegatinas y todas esas cosas. El caso es que encontré por Pinterest la idea y decidimos hacer nuestra propia versión.

El material necesario es muy simple: pinturas de colores tempera, papel, bastoncillos para los oídos y una bata o ropa que se pueda manchar.

Se trata de dibujar con lápiz lo que el peque quiera. Nosotros hicimos una mariposa, ya que mi hija es fan incondicional de ellas :). Luego fuimos mezclando los colores en función del que ella quería… ¡Quiero azul suave! Pues venga, al azul le añadimos blanco… ¡Ahora quiero naranja! Pues mezclamos rojo y amarillo. Le fascinó darse cuenta que mezclando colores hacíamos otros que no tenía. Luego, para empezar a colorear el dibujo, se coje un bastoncillo, se moja en la pintura y ¡a hacer puntitos! Es muy entretenido y el resultado es gracioso. A Pichulina le encantó 🙂

Aquí tenéis unas fotitos para ver cómo lo fuimos haciendo. ¡Espero que os guste y os animéis!

 

 

Si te ha gustado este post, comparte, porfa! Y si te animas y me dejas un comentario, ya me vuelvo loca!! :)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.